Lynda Benglis

Excavación

14 de mayo – 25 de junio, 2022
Los Angeles

Recepción inaugural: sábado, 14 de mayo, 5 a 7

For English click here.

Blum & Poe se complace en presentar Excavation (Excavación), la segunda exposición individual de la artista Lynda Benglis con la galería. 

Se podría pensar en la excavación como una manera muy laboriosa de búsqueda. Para tener éxito en esta empresa, el buscador no debe sólo alcanzar el fin deseado, sino también eliminar o destapar lo que ya existía, desplazando o reutilizando el material original para producir un resultado totalmente nuevo. Imaginemos ahora que la búsqueda en cuestión se refiere a la creación de una nueva narrativa cohesiva, resultado de toda una vida de producción filosófica y tangible. Excavar una entidad así sería una tarea formidable, impresionante. 

En el caso de esta exposición, Excavation alude a temas presentes de una manera doble. Primero, explora el reconocido pasado de Benglis para crear una nueva historia, profundizando en las exploraciones de la artista sobre lo gestual y la forma del nudo. En segundo lugar, esta presentación se hace material intercambiando el espacio negativo y el positivo, un proceso que también se lleva a cabo al excavar o desplazar la tierra, mediante el acto de la creación de moldes, donde se crea una nada a partir de algo y luego algo otra vez se crea algo a partir de esa nada. 

Arremolinadas, en espiral, cayendo en cascada y alzándose, las esculturas que componen Excavation juegan con una forma que Benglis ha utilizado con gran éxito y que ha recibido gran escrutinio a lo largo de su carrera: el gesto del nudo. El crítico del Village Voice, John Perreault, criticó las esculturas originales de nudos brillantes de Benglis, creadas entre 1972 y 1974, como "demasiado chillonas para ser bonitas y demasiado bellas para ser vulgares". Las esculturas de Excavation, estos casi nudos, se burlan de este comentario. Tejidas con menos fuerza que sus predecesoras, estas obras, que se enroscan y entrecruzan, pero nunca llegan realmente a unirse, crean una expectativa ardiente que no acaba de resolverse. Benglis ha relacionado su interés por los nudos con la época que pasó haciendo ganchillo con su abuela, situando así su uso en un largo linaje de artesanía y trabajo femenino. Sin embargo, si los nudos presentados en Excavation se utilizaran en la artesanía tradicional, no lograrían cumplir las funciones previstas. Su construcción es demasiado débil, sus flecos están demasiado sueltos para ser confundidos con los bellos pero utilitarios objetos de las artesanas del pasado. Estas esculturas, aunque sean una referencia a la artesanía, son una forma bastante pobre de ella y, sin embargo, declaran esto con orgullo a la vista de todos. Power Tower (2019) llama la atención con sus dos metros y medio de altura y su llamativa composición material de bronce blanco conocido como Tombasil. Si esta pieza es "demasiado chillona para ser bonita" es porque pretende, como afirma su título, esgrimir poder por su fisicidad, aunque sus orígenes son bastante humildes. 

La cerámica presentada aquí, los "collares de elefante", como los denomina el artista, son las obras de las que toman su forma las esculturas más grandes de la exposición. El contraste entre el resistente bronce fundido y la frágil cerámica que se presenta en Excavation apunta a un momento de transición entre la escala, los materiales, la textura, la masa y la coloración. El género, las connotaciones de clase y una tendencia cultural general a tener dificultades con el pluralismo subyacen en estas cualidades estéticas, enfrentando lo duro con lo blando, lo delicado con lo fuerte, lo llamativo con lo sobrio y el exceso con la moderación. Al observar estos contrastes el público toma consciencia de que estas cualidades existen en mayor o menor medida en todos los objetos presentes en la exposición. También existen en el mismo público, que se hace visible en las superficies reflectantes de los bronces. A través de la lente de los exteriores brillantes de Excavation, las dicotomías se juntan para convertirse en espectros. 

Una de las líneas maestras de la larga carrera de Benglis es la investigación constante de la estética de las superficies. En Excavation, las superficies lisas y reflectantes obligan al espectador a mirarse a sí mismo y a los demás, mientras que el acabado de un objeto, en el que el color o la materialidad determinan su valor percibido, evoca diferencias socioeconómicas. En esta serie, Benglis vuelve a explorar la superficie, como había hecho en sus primeros nudos. Entre 1972 y 1974, estas formas se cubrieron de purpurina y, más tarde, en un cuerpo de trabajo separado creado entre 1973 y 1976, fueron rociados con una capa metálica de aluminio, cobre o estaño. El proceso de fundición en bronce es un paso lógico en la trayectoria material de la obra de Benglis, pero los orígenes de estas piezas son más agradables que los del bronce promedio. Tienen sus raíces, lo cual enfatizan, en lo decorativo, en vez de en lo austero. Uno de los principios fundamentales del movimiento Pattern and Decoration (Patrón y Decoración), con el que se ha relacionado ocasionalmente a Benglis, es que el arte debe crearse para disfrutar; hay que permitirse florituras y acabados, y la extravagancia es primordial. 

Unir la alegría y el poder bajo en el conjunto de lo que se niega a ser categorizado es crear algo novedoso en un momento en que, a pesar de que Benglis lleva medio siglo apuntando a estos problemas, las sociedades del mundo todavía están tratando de rectificar las desigualdades que han permitido que proliferaran: la desigualdad de género, la falta de movilidad de clase y un sentido rígido de los binarios de género. Mientras estas divisiones continúan, Benglis sigue perfeccionando su práctica: extrayendo de su obra los tropos más eficaces y haciéndolos físicos a través de nuevos y amplios procesos materiales. El resultado no es ni bonito ni chillón, ni bello ni vulgar: es la suma de estas cualidades en su máxima expresión. 

Lynda Benglis (n. 1941, Lake Charles, LA) reside y trabaja en Nueva York, NY; Santa Fe, NM; Kastellorizo, Grecia; y Ahmadabad, India. La obra de Benglis se ha presentado recientemente en numerosas exposiciones individuales en museos de todo el mundo, incluyendo el Centro de Esculturas Nasher, Dallas, Texas (2022); la Galería Nacional de Arte, Washington D.C. (2021); El museo de Arte Cicládico, Atenas, Grecia (2019); el Kistefos-Museet, Jevnaker, Noruega (2018); Museo Internacional del Barroco, Puebla, México (2016); Bergen Assembly, Museos de Arte KODE de Bergen, Noruega (2016); Museo de Arte de Aspen, Aspen, CO (2016); Hepworth Wakefield, West Yorkshire, Reino Unido (2015); y Storm King Art Center, Mountainville, NY (2015). 

Benglis ha recibido una beca Guggenheim y dos becas del Fondo Nacional para las Artes, entre otros honores. Su obra está incluida en numerosas colecciones públicas, incluidos el Museo de Arte de Dallas, Dallas, TX, El Instituto de las Artes de Detroit, Detroit, MI, el Museo Solomon R. Guggenheim, Nueva York, el Museo de Arte High, Atlanta, GA, El Museo y Jardín de Esculturas Hirshhorn, Washington D.C.,  el Museo de Arte del Condado de Los Angeles, Los Angeles, CA, el Museo de Arte Contemporáneo, Los Angeles, CA, el Museo de Bellas Artes, Boston, MA, Museo de Bellas Artes, Houston TX, el Museo de Arte Metropolitano, Nueva York, el Museo de Arte Moderno, Nueva York, la Galería Nacional de Arte, Washington D.C., la Galería Nacional de Victoria, Melbourne, Australia, el Museo de Arte de Nueva Orleans, Nueva Orleans, LA, el Museo de Arte de Filadelfia, Filadelfia, PA, el Museo de Arte Moderno de San Francisco, CA, la Tate Modern, Londres, Reino Unido, el Centro de Arte Walker, Minneapolis, MN, y el Museo Whitney de Arte Estadounidense, Nueva York. 

All images: © Lynda Benglis/Licensed by VAGA at Artists Rights Society (ARS), NY

Selected Works

News

Lynda Benglis | Nasher Sculpture Center, Dallas, TX

05/21/2022

Our website uses cookies to improve user experience. Please click here to learn more.
By continuing to browse you are giving us your consent to our use of cookies.
I Accept